Las minas andaluzas cierran 2015 con más de 1.000 millones de facturación

Huelva Información

El sector minero da empleo a 2.800 personas en la comunidad

Las empresas mineras en Andalucía han cerrado 2015 superando 1.000 millones de euros de facturación. Esa es la estimación que hace el presidente de la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas y de Servicios (Aminer), Francisco Moreno, quien además se muestra optimista respecto a este año, ya que «no descartamos que en un futuro próximo contemos con nuevos yacimientos en activo derivados de las investigaciones que se están desarrollando en estos momentos en la Faja Pirítica Ibérica».

Así, Moreno recordó que además de los derechos mineros concedidos en los últimos años, el reciente concurso público de la Junta sobre otros 16 nuevos derechos en la provincia de Jaén «es otra prueba más de que el sector está vivo».

En términos de empleo, el sector minero «ha sido un gran revulsivo para el empleo en Andalucía», ya que, según recuerda, «actualmente la industria emplea de manera directa a 2.800 trabajadores, que ascenderían a 3.500 con los actuales proyectos en trámite y a 5.000 en determinadas fases de ejecución de infraestructuras». A ellos hay que sumar los 10.000 empleos indirectos, que podrían llegar a los 15.000 de la mano de los proyectos pendientes.

Moreno recordó que en Andalucía están ya operativas grandes explotaciones como Cobre Las Cruces, Riotinto, Minas de Aguas Teñidas «y con buenas expectativas de crecimiento a futuro». Por ejemplo, Minas de Aguas Teñidas prevé duplicar su producción en 2016 hasta alcanzar los 4,6 millones de toneladas de mineral tras la ampliación de instalaciones», mientras que la mina de Riotinto ha pronosticado que comenzará con cinco millones de toneladas de producción de cobre e incrementará progresivamente esta cifra hasta llegar a los 7,5 millones de toneladas a final de año, mientras que para mitad de 2017 prevé alcanzar una producción de 9,5 millones de toneladas de concentrado.

Cobre Las Cruces estudia la explotación del primario, lo que supondrá «alargar la vida del proyecto en alguna década más», y Minas de Alquife «sigue luchando para poder retomar su actividad en el yacimiento minero de Alquife (Granada) a finales de 2016 o como muy tarde a principios de 2017, tras 20 años cerrada».

En materia legislativa, Moreno considera que la actual ley preconstitucional, del año 1973, «necesita ser actualizada para recoger los cambios que suponen el reparto competencial que plantea la Constitución del 1978 y, en general, el marco jurídico comunitario», tras lo que recordó que Aminer colabora con la Administración para la redacción de «una Ley acorde con los tiempos y que responda a las necesidades actuales del sector y a los retos que tenemos por delante en cuanto a innovación, tanto tecnológica como medioambiental, para impulsar la actividad minera y garantizar su futuro como motor económico y de empleo». «Una Ley de Minas restrictiva y anticuada impediría la llegada de inversores a nuestra comunidad y al país», advierte.

Asimismo, considera que los proyectos industriales de minería «son muy ambiciosos y están sometidos a muchos requerimientos desde el punto de vista medioambiental o social». En ese sentido, cree que «sí sería bueno que hubiese un procedimiento claro para que los promotores tengan un escenario despejado».

«Todo lo que sea facilitar y agilizar los trámites para el desarrollo de cualquier iniciativa empresarial siempre es bienvenido, no sólo para las empresas que ya están operando sino también pensando en los inversores interesados en apoyar este tipo de proyectos de gran calado en términos de empleo y generación de riqueza», señala.

A juicio de Francisco Moreno, la industria minera andaluza «mantiene todo su potencial, pues contamos con recursos y reservas minerales para generar empleo y riqueza en nuestro territorio a largo plazo». «La Faja Pirítica puede darnos aún muchas sorpresas; todavía hay mucho margen para el crecimiento del sector, y si se concretan los proyectos en marcha, las cifras de inversión convertirán a la minería metálica en uno de los principales sectores inversores de Andalucía», resalta Moreno, para el que el verdadero potencial del sector «se demostrará conforme se avance en los proyectos de investigación que actualmente se están o van a desarrollarse en la comunidad».

Para el representante minero, las multinacionales canadienses, americanas y europeas que están invirtiendo en Andalucía suponen «un efecto llamada para empresas de otras latitudes».

Asimismo, recordó que el sector minero «es estratégico para la economía andaluza, ya que en nuestra región se extrae el 80-90% del mineral metálico de toda España, principalmente en las explotaciones de Matsa, Cobre Las Cruces y Atalaya Mining en Riotinto». «Si la exploración continúa al ritmo actual, los recursos aumentarán y, por tanto, el porcentaje podrá aumentar», considera.

Sobre Aznalcóllar, Aminer ha mostrado su satisfacción ante la próxima reapertura de este yacimiento, en la que ya se trabaja, un acto que «ayudará a mejorar la imagen de Andalucía como zona estratégica para la inversión y que constituye una oportunidad para la generación de riqueza y empleo en su entorno y de mostrar al mundo que es posible practicar hoy en día una actividad minera ligada a conceptos como innovación tecnológica y respeto ambiental».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *